Galia


Galia se formó en Julio de 1870 en una reunión de urgencia del alto ejecutivo francés en respuesta a la movilización del ejército de Prusia. En esa reunión se decretó que Francia y todos los territorios bajo su soberanía se unirían bajo el mando del Autócrata Monsieur Jean Baptiste Grenouille. Cómo el parlamentario consiguió convencer a sus compañeros de que le asignaran ese cargo nadie lo sabe.


Cuando terminó La Gran Guerra muchas fueron las voces que se alzaron pidiendo al Autócrata que dejara su cargo, si bien hubo una votación entre el alto ejecutivo galo que pidió unánimemente su continuidad. La antipatía que despierta El Ángel entre los habitantes de su propia autocracia contrasta con la admiración que le profesan las altas esferas de la sociedad gala.

Galia

El Club Diógenes Kaervek